Religiosamente, como cada año y con la debida anticipación, recibí el sobre por correo con las inequívocas características del Departamento de Vehículos Motorizados (o DMV), con la factura para pagar el registro anual de mi automóvil. El pago, mayor cada año, puede hacerse con un cheque al DMV en persona o por . . .