La historia mexicana de que el país avanza y prospera, pregonada siempre por sus gobernantes, ha sido --desde que recuerdo-- como un movimiento circular que parece ir hacia adelante, pero siempre retrocede, en un vaivén constante y engañoso. Realidades indeseadas aparentemente superadas por algo nuevo y mejorado, reaparecen como fantasmas que nunca se fueron. 

You've reached subscriber-only content

Register for free to continue reading  Free 3-day trial

Already a subscriber? Log in here.