Dejar el lugar de origen para irse a vivir a otro es algo que los humanos hemos hecho desde tiempos inmemoriales. Si bien los nómadas originales mostraron que teníamos una cierta proclividad para ello, con el sedentarismo la tendencia a arraigarse en un sitio se hizo signo casi definitivo de humanidad. Una de nuestras identidades mayores es . . .

You have reached content available exclusively to Point Reyes Light digital subscribers.

Receive a 3-day free trial of unlimited digital access.

Already a subscriber? Login here.