Del 12 al 17 de febrero, el papa Francisco realizó una visita apostólica (como jefe de la Iglesia) y de estado (como jefe del Vaticano) a México. Las expectativas que generó fueron enormes, tanto para el gobierno como para la Iglesia católica y sus creyentes, que conforman unos 100 millones, aunque como porcentaje de la poblaci . . .