Ronald pertenece a una tercera generación de inmigrantes latinos. Su padre, Max, fue hijo de un inmigrante mexicano que llegó a Texas hace unos 80 años, cuando pasar de un lado a otro no significaba mucho y poco se hablaba del tema, aunque ya había discriminación. Ronald tiene 21 años y perdió a su . . .

You have reached content available exclusively to Point Reyes Light digital subscribers.

Receive a 3-day free trial of unlimited digital access.

Already a subscriber? Login here.