Un viaje rápido, casi sin turismo, para tratar asuntos de familia y la posible compra de un terreno. Pero resulta inevitable hablar con la gente, palpar parte de sus emociones y sentires sobre el país y el mundo, la economía, la política, el día a día, la violencia y la criminalidad, la pobreza . . .