Mientras la vida del bienestar condicionado por la desigualdad sigue en el país, y en este West Marín de artistas, intelectuales, ambientalistas y liberales, las preocupaciones más sonadas van desde el polémico e interminable cierre de Drake Bay Oyster Company, al elevadísimo costo y poca disponibilidad de vivienda, la protección y conservación . . .