2017 aparece ante los mexicanos como un año incierto, oscuro e impredecible. No sólo por las declaraciones y medidas antimexicanas de Donald Trump, el nuevo e insólito presidente estadunidense, sino por la debacle económica y política que desde 2014 va haciendo las cosas cada vez más complicadas y difíciles para México . . .