La relación entre México y Estados Unidos es histórica, geográfica, intensa e inevitable. Siempre hubo mexicanos en el actual oeste y suroeste estadunidenses. Tras la independencia mexicana de España lograda en 1821, los habitantes de estas áreas fueron formalmente mexicanos, hasta que Estados Unidos forzó la apropiación de este vasto territorio en 1848 . . .

You have reached content available exclusively to Point Reyes Light digital subscribers.

Receive a 3-day free trial of unlimited digital access.

Already a subscriber? Login here.