Desde mi llegada a California y al área de la bahía, llamaron mi atención los numerosos carteles en español desperdigados por doquier. Aún con errores gramaticales, sintácticos y fonéticos, la cantidad es impresionante: Tiburón, Corte Madera, San Anselmo, San Rafael, Nicasio… me causaron sensaciones encontradas, con la familiaridad de mi idioma en . . .

You've reached subscriber-only content

Free 3-day trial

Already a subscriber? Log in here.